Julio Mayora: 346 kg de gloria

Share

El nacido en Catia La Mar adelantó el amanecer y a primera hora de la mañana, del 28 de julio de 2021, se alzó subcampeón olímpico en Levantamiento de Pesas – 73 kg.

Sus 156 kg (mejor marca personal) en el arranque y los 190 kg del envión lo exaltaron como el segundo hombre más fuerte de su categoría. Solo el chino Shi Zhiyong fue superior.

Ahí comenzó un nuevo camino para el venezolano de 25 años.

“El compromiso y la disciplina es mayor. Ahora trabajo con más dedicación y me esfuerzo más, porque si antes me motivaba el poder dar una alegría a Venezuela, ahora me impulsa la necesidad de ser siempre un motivo de orgullo”, añadió el criollo.

Mucho ha cambiado desde entonces, pero los recuerdos están intactos en la memoria de Mayora, que se convirtió en el quinto venezolano que conseguía una medalla de plata en Juegos Olímpicos.

Siempre supo que las expectativas a su alrededor eran altas, venía de un ciclo perfecto con oro en los Bolivarianos, Suramericanos, Centroamericanos y Panamericanos. Pero nunca tuvo miedo.

“Creo que estar en mis primeros Juegos Olímpicos me hacía tan feliz que no tuve tiempo de dudar… Siempre supe a lo que iba, había hecho las marcas para aspirar al podio, así que me concentré en hacer lo que tenía que hacer”, recordó.

“Estuve bastante confiado y cuando al fin vi que había logrado el objetivo lo primero que se me vino a la cabeza fue mi madre, mi esposa y mi hija. Ahí supe que todo había valido la pena”, sostuvo.

La promesa que Mayora no olvida

Desde Tokio 2020 el nombre de Julio Mayora ha comenzado a ser un lugar común entre el venezolano. El chamo de las pesas, el de la medalla de plata, el guaireño que conquistó Japón, son algunas de las expresiones con las que suelen identificarlo.

Y es esa acogida lo que mantiene vivo su deseo que hacer un mejor papel en Paris 2024.

«Estoy entrenando para eso, sé que no va a ser fácil, pero lo prometí en Tokio y estoy trabajando duro para cumplirlo, por mi familia y la gente que no ha dejado de apoyarme”, insistió.

En ese afán ha comenzado el ciclo con el pie derecho, alzándose bicampeón en los Juegos Bolivarianos de Valledupar 2022.

Con sus 160 kg en el arranque impuso incluso un nuevo récord panamericano, suramericano y bolivariano.. Para luego sellar su triunfo con un envión de 185 kg.

La próxima meta está más que clara.

“Me estoy preparando fuerte para los Suramericanos en La Asunción, espero mejorar mis marcas. Siempre trabajo en superarme a mí mismo, ir subiendo un kilo o medio es lo que busco”, comentó.

Cuestión de fe y paciencia

A los ojos de Julio, los resultados de Tokio no solo cambiaron su vida, sino que incrementaron el interés de los jóvenes en el Levantamiento de Pesas. Para todos ellos él tiene un mensaje claro.

“Este no es un camino fácil, pero vale la pena cada esfuerzo. Todo es cuestión de fe y paciencia”, reveló.

“Yo comencé a los nueve años con mi entrenador Oswaldo Tovar, que se empeñó en sacarme del fútbol sala… Tengo 16 años trabajando y apenas empiezo a cumplir grandes objetivos. La clave, sin duda, es nunca desistir”, concluyó.

Fuente: Últimas Noticias

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Stories

Next Up