Petro a los colombianos: hoy empieza nuestra segunda oportunidad

Share

La unidad latinoamericana, el fracaso de la lucha contra las drogas, una reforma tributaria enfocada en lo social y un llamado a los armados a dejar las armas y aceptar beneficios jurídicos a cambio de la paz en Colombia, fueron los puntos centrales del discurso del nuevo presidente colombiano, Gustavo Petro.

Antes de iniciar sus palabras, Petro solicitó la llegada de la Espada de Bolívar a la ceremonia de investidura, cuyo permiso había sido negado por el mandatario saliente Iván Duque.

Segunda oportunidad

El nuevo jefe de Estado de Colombia aseguró a los colombianos que «hoy empieza nuestra segunda oportunidad».

«Quiero decirles a todos los colombianos y todas las colombianas que me están escuchando en esta Plaza Bolívar, en los alrededores, en toda Colombia y en el exterior que hoy empieza nuestra segunda oportunidad», expresó con voz entrecortada.

«Estamos contra todo pronóstico, contra los que no querían soltar el poder, pero lo logramos. Hicimos posible lo imposible, recorriendo y escuchando con ideas, con amor, con el corazón y el cerebro, desde hoy empezamos a trabajar para que más imposibles sean posibles en Colombia, si pudimos, podremos», enfatizó.

Acuerdo de Paz

«El esfuerzo valió y valdrá la pena porque llegó la hora del cambio» dijo el nuevo presidente, quien aseguró que durante su gobierno se cumplirá el Acuerdo de Paz y será conocido por todos los colombianos el Informe Final de la Comisión de la Verdad que narra lo sucedido en la guerra.

«La paz es posible si desatamos en todas las regiones de Colombia el diálogo social, para encontrarnos en medio de las diferencias, para expresarnos y ser escuchados, para buscar a través de la razón, los caminos comunes de la convivencia», dijo.

Agregó que es la sociedad toda la que debe dialogar sobre «cómo no matarnos y sobre cómo progresar».

Dejar las armas

Petro hizo un llamado a «todos los armados a dejar las armas en las nebulosas del pasado» para que «la paz sea posible».

Asimismo, les solicitó que acepten «beneficios jurídicos a cambio de la paz, a cambio de la no repetición definitiva de la violencia, a trabajar como dueños de una economía próspera, pero legal, que acabe con el atraso de las regiones».

Reforma tributaria con sentido social

Señaló que su Gobierno presentará al Congreso una reforma tributaria enfocada en lo social para ayudar a la población más vulnerable.

Resaltó que propone una reforma tributaria que genere justicia, porque -a su juicio- «la igualdad es posible si somos capaces de crear riqueza para todos y todas, y si somos capaces de distribuirla más justamente».

Por eso -dijo- proponemos una economía basada en la producción, el trabajo y el conocimiento.

En este sentido, manifestó que «llevar una parte de la riqueza de las personas que más tienen y más ganan, para abrirles las puertas de la educación a toda la niñez y la juventud «no debe ser mirado como un castigo o un sacrificio».

Para Petro, es «simplemente el pago solidario que alguien afortunado hace a una sociedad que le permite y le garantiza la fortuna».

Una Colombia más igualitaria

En su discurso, recordó que «el 10 % de la población colombiana tiene el 70 % de la riqueza», lo que consideró «un despropósito y una amoralidad».

Al respecto, instó a no naturalizar «la desigualdad y la pobreza. No miremos para otro lado, no seamos cómplices. Con voluntad, políticas de redistribución y un programa de justicia vamos a hacer una Colombia más igualitaria y con más oportunidades», agregó.

Lucha antidrogas

El nuevo presidente colombiano dijo que la política antidroga fracasó y por ello propuso una «política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas».

«La guerra contra las drogas fortaleció las mafias y debilitó los Estados», así como ha llevado a «los Estados a cometer crímenes, nuestro Estado ha cometido crímenes», indicó.

«Llegó el momento de cambiar la política antidrogas en el mundo para que permita la vida y para que no genere la muerte».

Unidad latinoamericana

Hizo un llamado a la unión para que la región sea fuerte en un «mundo complejo».

Afirmó que ya es «hora de dejar atrás los bloques, los grupos y las diferencias ideológicas para trabajar juntos».

«Hagamos realidad esa unidad con la que soñaron nuestros héroes, como Bolívar, San Martín, Artigas, Sucre y O’Higgins. No es una utopía ni es romanticismo», añadió al señalar que la región debe juntar su «poder del conocimiento, de la economía y de la vida».

Señaló que se debe trabajar en proyectos conjuntos latinoamericanos, como la conexión de todas las redes de energía eléctrica y para que las fuentes de energías sean limpias.

Invitados de honor símbolos del cambio

Un pescador del Tolima, una barrendera de Medellín, un cafetero de Caldas, una líder juvenil del departamento del Chocó, una vendedora ambulante en el departamento del Chocó y un silletero de Antioquia se sentaron entre los invitados a su toma de posesión, como símbolo del cambio que empieza en ese país.

Petro los conoció en su recorrido por el territorio colombiano. Según informó su equipo, los invitados de honor se sentaron juntos para mandar un mensaje de unidad y de igualdad, refiere EFE.

Fuente: Últimas Noticias

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Stories

Next Up